Kristel über Corona in Mexiko

Kaum eine Region ist weltweit so von Corona betroffen: Mexiko braucht Hilfe. Unsere Korrespondentin Kristel hat sich dort selbst infiziert und ein familiäres Drama erlebt. Lokale Medien berichteten darüber genauso wie El País aus Madrid. Für uns hat die Wissenschaftlerin an der Uni Köln nun exklusiv ihre Geschichte aufgeschrieben: auf Spanisch.

von Kristel Martinez Lagunas

 ¿Qué harían ustedes si casi al mismo tiempo seis miembros de su familia dieran positivos a la prueba de COVID-19? En estas líneas les narro cómo me enfrenté cara a cara a este enemigo invisible de armas mortales. 

Cada año mi familia y yo esperamos con gran ilusión la época de navidad. Este es el único tiempo en el que la familia está completa y compartimos momentos mágicos. Sin embargo, este año, navidad se convirtió en la historia de terror y de amor más intensa de mi vida. 

Momentos previos al primer round

El 22 de diciembre del 2020 mis papás Miguel y Toñita y mi hermano menor, Araham, me recogieron en el aeropuerto de la Ciudad de México. En el camino hacia Toluca, mi ciudad natal y capital del Estado de México, anhelaba ya ver a mi abuelito Rubén de 95 años, a mi hermano Miguel, a su esposa y a mi perrito pastor alemán, Rintintin. 

En la cena de navidad nos la pasamos los siete en casa para evitar contagios. El 25 de diciembre la pasamos en casa viendo series. Sin embargo, mi papá se veía más cansado de lo habitual. 

La noche del 26 de diciembre, Araham se empezó a sentir muy cansado con dolor en el cuerpo y en la garganta. A la mañana siguiente, tuvo un dolor inusual de cabeza, en los parpados, y empezaba a perder el olfato y el gusto. 

El primer round: Mi hermano y papá dan positivo al COVID-19

De inmediato llevamos a Araham, el Chino, a las farmacias del ahorro donde realizan las pruebas rápidas de antígenos. Lamentablemente, recibimos la primera mala noticia, era positivo. Llegando a casa en “shock” mandamos al resto de los integrantes a hacerse la prueba también. Otro puñetazo en la cara, mi papá también da positivo. De inmediato mandamos a mi abuelito a su casa junto con Miguel y su esposa para aislarlos.

Mi mami y yo cuidamos a mi papá de 67 años, y al Chino de 30 años. Cada uno estaba en un cuarto aislado y yo les llevaba la comida afuera de la puerta. Aprendí a inyectarlos. 

Segundo round: mi abuelito y yo damos positivos al COVID-19

El primer día del año nuevo desperté con un dolor muy intenso en la mitad de la frente. Me dije “ya me contagié”. 

Al mismo tiempo, mi abuelito tenía mucha tos con flemas. Los dos fuimos a hacernos la prueba y ambos salimos positivos. 

De inmediato mandamos a mi mamá a aislarse a la casa de mis abuelitos. En ese lapso, le pedimos a mi hermano Migue que nos trajera a mi abuelito a casa.  

Con cuatro enfermos de COVID-19 y la gran responsabilidad y cuidados que mi abuelito requería, contratamos a una enfermera. Verito aceptó valientemente cuidarnos poniendo en riesgo su salud. Ella fue un ángel, pero después también se infectó a pesar de las medidas de protección.

El nocaut: tomografía de pulmón

En unos días, mi papá y mi abuelito se agravaron con temperatura arriba de 39 grados y oxigenación debajo de 85. 

El sábado 9 de enero los llevamos de inmediato a hacerles una tomografía de pulmón. El médico nos dijo “ambos tienen un daño en el pulmón de más del 60% causado por el COVID-19. Llévenlos de emergencia al hospital, sino corren el riesgo de morir en casa”. 

Mi hermano y yo nos hicimos fuertes, pero por dentro estábamos muertos de miedo, destrozados por la noticia.
Nos dirigimos a los respectivos hospitales, al Centro Médico ISSEMyM de Toluca donde mi papá es derechohabiente y a mi abuelito al ISSSTE por su seguridad social. 

En el camino, mi papá iba con lágrimas en los ojos casi despidiéndose. Le agarré la mano muy fuerte y le dije “papi, cuando estés solito en el hospital siente mi mano y piensa que todos te estaremos esperando al salir”. A mi abuelito me lo rechazaron sin tocarse el corazón en el ISSSTE.

De acuerdo con el director de urgencias del Hospital Adolfo López Mateos de Toluca, un derechohabiente tiene que ser atendido por ley. Con mucha frustración y coraje me regresé a casa donde un neumólogo accedió a darnos asistencia virtual para que mi abuelito pasara la noche. 

El domingo 10 de enero, mi hermano llegó a casa a medio día. Por la gravedad de mi papá y la evidencia de la tomografía, habían aceptado ingresarlo a una de las primeras áreas COVID-19 del ISSEMyM. 

Búsqueda incesante de cama

El único hospital que accedió a recibir a mi abuelito fue el Hospital General de Atlacomulco del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) a una hora de casa en carretera. El viaje de la carretera Toluca-Atlacomulco fue el último viaje de mi bohemio, ranchero de voz inigualable. Lamentablemente, mi abuelito Rubén Lagunas se agravó en el hospital y falleció el domingo 17 de enero del 2021 en Atlacomulco.

Para aumentar la desgracia, en esos días mi hermano Miguel y su esposa dieron también positivo.

Victoria en la revancha vs el COVID-19

A los tres días de la pérdida de mi abuelito, nos avisan que mi papá iba a ser dado de alta. Iba a requerir un tanque de oxígeno 18 horas continuas hasta tres meses.

El 20 de enero del 2021 mi papá regresó a casa con la oportunidad de vivir una nueva vida, gracias a Dios. 

Y otra buena noticia, mi mami no se contagió. 
 
Para mí los números reportados por la Secretaría de Salud en el Estado de México no representan la realidad de lo que yo vi. Yo cálculo que los números (26 mil muertos y cerca de 174 mil infectados) al menos deberían multiplicarse por tres.

Yo solo les puedo decir que al ver el daño masivo físico, emocional y económico que causa el COVID-19 es algo que no le deseo a nadie. 

Finalmente, la familia es mi tesoro más preciado en la vida. Sin el amor inmenso de mi familia y amigos no hubiera sobrevivido la batalla.

Ayuda para México: Spenden und Hilfen vor Ort

La idea surgió a partir de ver que los ahorros de mi mamá, mi hermana y míos no fueron suficientes para pagar todos los gastos médicos de 6 miembros de mi familia, incluyéndome a mí, quienes fuimos positivos de COVID-19 a finales de diciembre 2020. Gracias a las tarjetas de crédito pudimos pagar todos los gastos médicos necesarios para tratarnos. En medio de la crisis, me vino la idea de pedir ayuda económica a mis amigos en Alemania. Pensé “el euro vale 24 veces más que el peso” así que nos puede ayudar muchísimo. 

Sin embargo, con el paso de los días en los hospitales también vimos de cerca el sufrimiento de muchas otras familias, como la nuestra, pero con menos recursos económicos que se enfrentaron al mortal virus. Así que junto con mi hermano Araham, el Chino, pensamos que era mejor lanzar una campaña de recaudación de fondos para ayudar no solo a nuestra familia, pero también a otras familias con más necesidad económica.

Gracias a la ayuda de todos nuestros familiares, amigos y amigos de amigos hemos juntado una buena cantidad. Ya pudimos ayudar a dos familias con gran necesidad y les pudimos mandar dinero a mis papás para cubrir el tratamiento de recuperación de mi papá por 3 meses y para ayudarles a pagar sus gastos básicos pues se quedaron sin trabajo.
Ahora lo que buscamos son empresas que quieran apoyar a la causa y poder ayudar a muchas más familias y hasta al Hospital de Atlacomulco donde estuvo internado mi abuelito, el cual tiene recursos humanos y médicos muy limitados. 
Aquí está la liga para las donaciones 

Y aquí un artículo donde se cuenta la situación tan grave que enfrenta mi Estado en México con casos de familias gravemente afectadas por el COVID-19: El País

Die Autorin

Kris Martínez Lagunas ist Wissenschaftlerin, Sportjournalistin und Youtuberin. Sie war Profifußballerin in Mexiko und kickte als defensive Mittelfeldspielerin für den SC 07 Bad Neuenahr in der 2. Bundesliga der Frauen. In Bonn promovierte sie im Fach Molekularbiologie. Aktuell ist sie angestellt an der Uniklinik Köln.

Übrigens: Unser Redaktionsleiter spielt mit Kris jenseits von Covid 19 in Köln Hallenfußball. Lieber in ihrer Mannschaft, ansonsten kann er gar nicht so schnell gucken, und schon ist sie an ihm vorbei ...

Weiterführende Links

Hilfe für Mexiko

Infos des Auswärtigen Amts zu Mexiko

Die Arbeit von Ärzte ohne Grenzen in Mexiko

Die Arbeit von Adveniat in Lateinamerika

Artikel unserer Autorin

Fußballstar Charlyn Corral

Spaniens Wissenschaftler Santiago Ramón y Cajal